Ranita Meridional

La ranita meridional (Hyla meridionalis) es un anfibio anuro de la familia Hylidae y el género Hyla.

Ranita meridional

Características

Es el anfibio más pequeño de Europa, sin sobrepasar los 5 cm de longitud, los machos son de mayor talla que las hembras. La cabeza es ancha de hocico corto y redondo. Los ojos son grandes y sobresalientes con el iris dorado, la pupila horizontal y elíptica. Los tímpanos se ubican en la parte superior de la cabeza con un diámetro que no supera la mitad del ojo. Presentan pliegues longitudinales y los machos poseen un saco vocal mayor que las hembras.

Son hermosas y esbeltas ranas arborícolas de largas patas. Su habilidad trepadora la garantizan con ventosas en los extremos de sus dedos.  Las patas delanteras son más fuertes que las traseras. Las primeras, presentan 4 dedos, el tercero más largo, y subarticulaciones entre ellos. Las traseras son más cortas con un tubérculo interno y externo.

Su piel es lisa, confiriéndoles un aspecto gomoso. Poseen brillantes y vistosos colores que van desde el verde claro a tonos pardos o amarillentos, su zona ventral es blancuzca. Se identifican fácilmente por una raya negra que recorre su cuerpo desde la nariz hasta las patas delanteras. Debido a mutaciones de los genes que determinan la pigmentación, se han reportado especies azules. Los pigmentos azul y amarillo, producen el verde original de la especie, pero cuando falla el amarillo, entonces nacen ranitas azules totalmente.

Son nocturnas pues no controlan la transpiración. Los machos cantan flotando en las charcas con voz potente, sonora y de una sola nota. Este canto los delata en las noches del Mediterráneo.

Alimentación

La ranita meridional es una excelente cazadora nocturna. Su estrategia de caza es el acecho durante el día y la carrera durante la noche.  Carnívoros e insectívoros, los adultos incluyen en su dieta a babosas, caracoles, escarabajos, gusarapos, moscas, hormigas, cigarras, arañas, lombrices y cualquier variedad de invertebrados que le quepan en la boca.

Las larvas se nutren mediante la absorción de algas adheridas a las plantas acuáticas o rocas y del detritus que se encuentra en los fondos fangosos donde habitan. Para lograr alimentarse, absorben o aspiran en la corriente de agua, bombean contra la superficie o raspan las plantas y rocas.

Para evitar la depredación, los adultos se camuflan con el follaje que los rodea, pero no pueden evitar ser depredados por varios tipos de vertebrados. Las larvas tienen por depredadores especies de aves como galápagos y las puestas por cangrejos y tritones.

Reproducción

Alcanzan su desarrollo sexual a los 2 años. La época de reproducción depende de su distribución geográfica y en algunas zonas se relaciona con la humedad, las precipitaciones y el calor. Las que habitan al sur se reproducción durante el otoño y las del centro y norte peninsular inician en la primavera.

Este periodo es fácilmente reconocible por los prolongados cantos que realizan los machos al atardecer, cuando se acercan a las fuentes de agua. Forman coros que alternan sus cantos, observándose machos silenciosos que se aproximan a los cantores y astutamente interceptan a las hembras que acuden al llamado reproductivo.

En las ranas meridionales, el amplexo es axilar y muy prolongado. Las hembras colocan de 140 a 700 huevos aproximadamente, en paquete de 3 a 4 huevos, formando un pequeño saco gelatinoso protector que se adhiere a las plantas acuáticas sumergidas.

Los períodos embrionario y larvario de estas especies también están influenciados por la zona y el clima donde se distribuyan. Eclosionan de forma general de 8 a 15 días después de la ovoposición, el período larvario dura de 2 a 3 meses, algunas poblaciones pueden presentar hibernación.

Las larvas son de color verde pálido con manchas doradas y la zona ventral es blancuzca. Poseen dientes labiales, dos series en el superior y tres en el inferior que les permiten alimentarse. Los ojos están situados a los lados del cuerpo, a esa altura nace su cresta dorsal que termina en la cola con forma de punta. Cuentan con un espiráculo en la zona izquierda y el ano en la derecha. La metamorfosis culmina a los 3 meses, cuando salen del agua y se dirigen a las zonas boscosas o matorrales más cercanos.

Hábitat o distribución

Estas especies no sobrepasan los 1200 metros de altitud sobre el nivel de mar. Es endémica de la península Ibérica, localizadas por zonas aisladas pero introducida en Monarca, Madeira y las islas Canarias. Se distribuyen al oeste de Italia, sur de Francia y Portugal llegando al norte de África.

Son ranas eminentemente arborícolas que habitan en prados húmedos y pinares cercanos a lagunas incluyendo jardines con estanques o campos de golf, también en lagos, charcas y embalses.

Prefieren zonas con abundante vegetación como hierbas altas, zarzales o frutales, rodeadas siempre de fuentes de agua, condiciones que les permiten pasar las horas del día encaramadas en la hojarasca y camufladas gracias a su coloración. Solo salen de sus escondites al caer la noche para alimentarse y reproducirse.

Condición de protegida

Están clasificadas en el Libro Rojo como casi amenazada. En Andalucía y Guipúzcoa se consideran en peligro de extinción. Factores como la hibridación con otras especies en particular la Hyla molleri, las campañas anti mosquitos que disminuyen sus fuentes de alimentación, el deterioro y pérdida de sus hábitats y zonas reproductivos, la contaminación química de las aguas y el desarrollo urbanístico influyen directamente en su condición de amenazada.