Rana Roja

La rana roja (Oophaga pumilio), también identificada como rana flecha roja y azul, rana dardo rojo y azul o ranita roja debe su nombre común al color rojo que la caracteriza que puede tener tonalidades desde el rojizos o castaños hasta amarillos y verdosos. Es importante recalcar que el nombre científico anterior era el Dendrobates pumilio pero estudios genéticos recientes la han reubicado en la subfamilia Oophaga pumilio.

Rana roja

Características

De cabeza redondeada, es característico en las ranas rojas los salientes ojos de iris dorado con líneas negras y pupilas horizontales de forma elíptica. Poseen un tímpano visible, claro y bien definido.

La piel de estas especies suele ser lisa, aunque algunos ejemplares tienen rugosidades en la parte dorsal de su cuerpo. Presentan un hermoso y elevado polimorfismo determinado por la región donde habiten, sus colores oscilan desde el rojo con manchas negras a tonos únicos como el rojo, naranja o beige con el vientre blanco, amarillo o verdoso. Esta coloración intensa advierte a sus depredadores de su letalidad. Poseen un potente veneno neurotóxico en la piel que adquieren de su dieta.

 Son ranas grandes, llegan a medir hasta una pulgada de largo, siendo las hembras mayores que los machos. Las extremidades son cortas pero fuertes, las traseras poseen palmeaduras tan cortas que no suelen sobrepasar la mitad del dedo.

Alimentación

Son carnívoras e insectívoras. Se alimentan de insectos, gusanos, arañas y otras variedades de invertebrados como ácaros, hormigas y garrapatas de suelo, de estas últimas obtienen los alcaloides que contribuyen a la toxicidad que las caracteriza. Son presas difíciles producto de esta toxicidad, pero no tan letales para algunos depredadores como serpientes, aves y otras ranas rojas de mayor tamaño.

Reproducción

Como todos los anfibios anuros, las ranas rojas presentan metamorfosis con la particularidad de que las especies del grupo O. histrionicus no ocurre el amplexo. La madurez sexual de estas especies comienza a los 3 años de vida, prefiriendo las aguas poco profundas, sucias o fangosas para aparearse. En zonas donde las estaciones secas son cortas, estas ranas pueden aparearse durante todo el año.

Los machos son violentamente territoriales emplean su llamado para aparearse con las hembras como para intimidar a otros machos, si no resulta, puedne sucederse luchas de hasta 20 minutos. Durante la época de reproducción la garganta de los machos toma un color violáceo y aparecen en los dedos de sus patas delanteras unos cojinetes ásperos. Los machos son escuchados durante todo el día por su particular zumbido o chirrido, la hembra que acuda atraída por este canto, es llevada por el macho a un lugar escogido por él para depositar los huevos.

Diferente de otros anfibios, el amplexo ocurre cuando la pareja se coloca vientre con vientre o juntan las colas. El macho fecundo los 3 o 4 huevos que suelen ser depositados por las hembras y luego ella se va, pero los huevos no quedan desprotegidos.

Los machos asumen el cuidado y protección de los huevos. Luego de transportarlos a depósitos de agua en hojas o bromelias, se ocupan de su alimentación induciendo a la hembra a depositar huevos infértiles que sirvan de alimento a los renacuajos. Los mantienen húmedos rociando sobre ellos el contenido de su vejiga.  Eliminan los huevos que estén infectados por hongos, que no se desarrollen o hayan sido dejados por otros machos.

Los renacuajos nacen una semana después de fecundados siendo transportados esta vez por la hembra en su espalda. Los nidos suelen ubicarse en bromelias muy arriba en los árboles y son elegidos por los renacuajos vibrando sobre la hembra.  Son oófagos obligatorios y suelen medir de 15 a 40 mm.

Hábitat o distribución

Estos anfibios presentan una amplia distribución mundial y con muy variados rangos de altitud, desde las tierras bajas en zonas caribeñas hasta los 2965 m en lagos de Francia. Se localizan por toda Europa Occidental hasta Cabo Norte, y desde Asia hasta Japón, así como en el hemisferio occidental desde el este de Nicaragua y Costa Rica hasta el oeste de Panamá.

Su hábitat natural son las aguas poco profundas de lagos, arroyos, prados encharcados, pero igualmente en bosques y valles húmedos, fríos y lluviosos de tierras bajas, en zonas tranquilas y de poca actividad humana. Las temperaturas ideales para ellas no pueden superar los 26 grados en el verano y por debajo de los 5 grados en el invierno, condición necesaria para que puedan madurar sus células sexuales.

Las especies de ranas rojas que habitan en climas templados tienen la habilidad de entrar en periodos de hibernación cuando llegan las nevadas, enterrándose en el fango de las charcas donde viven. 

Condición de protegida

Como presentan una amplia distribución mundial y gran variedad de hábitats, las especies de ranas rojas no se encuentran en peligro de extinción pues su reproducción mantiene un comportamiento estable y constante.