Rana leopardo

También conocida como rana del prado o rana de las praderas, la rana leopardo norteña ( Lithobates pipiens) es una especie de anfibios anuros pertenecientes a la familia Ranidae.

Rana leopardo

Otras especies de ranas leopardo son:

  • Rana leopardo de las llanuras (Lithobates blairi)
  • Rana Leopardo de Moctezuma (Lithobates montezumae)
  • Rana Leopardo (Lithobates brownorum)

Su nombre común se debe a las manchas que posee en la piel que asemejan a los leopardos.

Características

La rana leopardo norteña son ranas grandes, robustas y de ancho cuerpo que pueden llegar a medir hasta 10 cm de la nariz a la cloaca. Tienen la cabeza y el tronco fusionados más evidente que en otras especies con un hocico puntiagudo. De sus cuatro extremidades, las anteriores son cortas mientras que las posteriores son largas, grandes, fuertes y palmeadas con dedos que presentan membranas interdigitales medianas y grandes propicias para nadar y saltar indistintamente, confiriéndoles la habilidad de rápidos movimientos tanto en tierra como en el agua.

Su piel es lisa. De color verde o pardo, se caracterizan por tener manchas ovales negras ribeteadas en blanco que cubren el dorso y sus patas. El vientre suele ser blancuzco con reflejos azules. Las patas traseras se adornan con barras oscuras y una línea blanca recorre su cuerpo desde la mandíbula hasta el hombro. Los renacuajos de esta especie tienen un color café oscuros o grises, con manchas ligeras en la parte de abajo y la cola es bronceado pálido

Pueden vivir hasta cuatro años en estado salvaje. Su canto es potente, semejante a un ronquido fuerte, largo y profundo.

Alimentación

Como la mayoría de los anfibios, la rana leopardo es eminentemente carnívora e insectívora. Es extremadamente voraz y emplea el acecho como estrategia de caza. Es considerada una excelente controladora biológica debido a que su gran tamaño le permite alimentarse de una gran variedad de invertebrados, pero también de pequeños vertebrados. Usando sus anchas bocas y sus largas y pegajosas lenguas, su dieta básica incluye todo tipo de insectos aéreos y terrestres como moscas, mosquitos, libélulas, arañas, gusanos, hormigas, escarabajos incluso ranas más pequeñas, aves y víboras chicas.

Durante el verano se alimentan en los pardos abiertos y grandes campos de vegetación tupida con la particularidad que estén cerca de cuerpos de agua o márgenes de ríos que les ofrezcan protección, pues independiente de su gran tamaño tiene depredadores naturales como reptiles y aves de mayor tamaño.

Reproducción

Alcanzan la madurez sexual pasado el año y medio de vida. La reproducción puede ocurrir en cualquier época del año, determinada por la altitud en la cual habiten, pero siempre en áreas anchas que incluyan pantanos, lagos, lagunas, acequias, ríos de caudales lentos o cualquier fuente agua tranquila y limpia donde puedan desovar.

Como en muchas especies de anfibios el macho canta a la hembra para que acuda a la reproducción. El amplexo es axilar y acuático. Una vez iniciado, la hembra deposita una masa de huevos que puede contener de 1000 a 5000 huevos y luego se marcha.

Estos anfibios, hibernan durante el invierno y se aparean en la primavera cuando comienzan las lluvias y aumentan los depósitos de agua.

Hábitat o distribución

Estas ranas se distribuyen por todo el sur de Canadá hasta los Estados Unidos, llegando al norte de México. Han sido introducidas en otras regiones de la costa del pacífico, desde el este de la Sierra de las Cascadas hasta llegar a Panamá.

Sus hábitats son las praderas cercanas a charcas, lagos y pantanos. También pueden hallarse en bosques secos, pero siempre cercano a fuentes de agua. Es de hábitos nocturnos, aunque con frecuencia suele hallársele por la tierra construyendo sus guaridas o buscando alimentos. Esporádicamente y producto del desarrollo urbanístico pueden encontrarse en jardines, campos y zanjas húmedas de las carreteras o en estanques de patios traseros.

Condición de protegida

Estas ranas no se encuentran incluidas en listas de conservación, pero si se han declarado especie en peligro por la disminución de sus poblaciones. Fueron empleadas durante mucho tiempo en los laboratorios de ciencias de muchas escuelas canadienses y en la actualidad son colectadas para la industria alimenticia.