Rana dardo dorada venenosa

Perteneciente a la familia Dentrobatidae y la subfamilia Dendrobatinae, la Phyllobates terribilis es comúnmente conocida como rana dorada venenosa, rana dardo dorada o rana de dardo venenosa. Este nombre común proviene del empleo que hacían de ellas las tribus indígenas, al utilizar el veneno que segregan en su piel para untarlo en sus lanzas y dardos de caza. Esta especie es considerada el vertebrado más tóxico del planeta.

Rana dardo dorada venenosa

Características

Presentando un comportamiento totalmente diurno, es la más grande dentro de los cinco géneros de la especie Phyllobates, llegando a alcanzar los 55 mm de largo en su estado adulto. Presentan pequeños discos adhesivos en sus patas que le posibilitan trepar y mantenerse en las hojas y los árboles. En esta especie se puede observar con gran nitidez una placa ósea en la mandíbula inferior que le confiere aspecto de dientes, pero realmente carecen de ellos.

Son fácilmente reconocibles por su brillante y coloreada piel, el rango de colores oscila del naranja luminoso y negro azulado al rojo y amarillo, pero el amarillo intenso o amarillo oro son los más distintivos para su identificación.  Su condición aposemática forma parte de un proceso evolutivo que se ha desarrollado de manera independiente en cada especie.

Esta especie puede presentar tres variedades básica de su color:

  • Verde menta: es la forma más común en cautiverio y solo existe en la zona de Le Brea en Colombia. El nombre verde menta no es real, pues las ranas de esta variedad suelen ser de un verde metálico o un verde pálido, o simplemente blancas.
  • Amarillo: es la que da nombre a la rana dardo dorada y se encuentran en la zona de Guanguií en Colombia, la intensidad del amarillo oscila del pálido hasta un dorado intenso.
  • Naranja: son las menos comunes de las tres variedades de colores y también se localizan en Colombia. Y la intensidad va desde el naranja metálico al amarillo anaranjado.

Toxicidad

La alta toxicidad de su veneno proviene esencialmente de su dieta, la cual varía en dependencia del territorio donde habiten. Consumen un tipo de escarabajo de la familia Melyridae que son los que sintetizan la batraciotoxina, alcaloide altamente letal, pero la rana solo lo acumula al ingerirlos. Las ranas almacenan la toxina en las glándulas de la piel y solo es activa fuera de ellas, su organismo es inmune a su propio veneno.

 Las formas salvajes pueden mantener altos niveles de esta sustancia, incluso después de cambiar su dieta, sigue activo en su piel por casi dos años. El contacto con esta sustancia puede provocar parálisis general y por tanto paro cardiaco o respiratorio, incluso en animales tan grandes como el elefante, por suerte su carácter tímido y poco agresivo no representa una amenaza salvo que se entre en contacto directo con la toxina. Pueden llegar a tener hasta 1 mg del veneno en su piel, suficiente para matar a dos elefantes africanos.

Alimentación

Como casi todos los anuros, estas ranas son carnívoras e insectívoras por excelencia. La dieta básica consiste en pequeños artrópodos como hormigas, termitas, ácaros, ortópteros y escarabajos, pero los del género Melyridae constituyen la fuente principal de obtención de la batraciotoxina, alcaloide venenoso que le confiere un mal sabor externo para los depredadores, excepto la serpiente Leimadophis epinephelus, la cual es resistente al veneno de estas ranitas.

Reproducción

Al igual que la mayoría de los anfibios, su periodo de reproducción comienza con las lluvias. El amplexo es de forma externa y se produce en el agua. Las hembras suelen depositar un promedio de 10 a 50 huevos los cuales son fecundados por el macho que ella haya escogido. La metamorfosis de los renacuajos puede durar hasta tres meses.

Hábitat o distribución

Son anfibios que prefieren los entornos de abundante vegetación, una humedad relativa que supere el 80 % y cálidas temperaturas durante todo el año. Sus hábitats particulares son las selvas húmedas y los bosque nubosos de los departamentos del Chocó y Valle del Cauca en Colombia y  la región selvática del Darién de Panamá.​

Regulaciones comerciales o condición de protegida

Se encuentra incluida en la lista de Preocupación vulnerable y clasificada como especie en peligro de extinción dado su intolerancia a la contaminación y destrucción mediante la deforestación de su hábitat natural que son los bosque y las selvas tropicales.