Rana bermeja

La rana bermeja o rana madrugadora como también se les conoce, son anfibios anuros de la familia Ranidae que toman este nombre común por ser los primeros en reproducirse cuando inicia la primavera.

Rana bermeja

Características

La rana bermeja es una especie robusta que mide aproximadamente de 6 a 9 cm y pueden llegar a los 11 cm. Los machos son más pequeños y esbeltos que las hembras, ambos géneros tienen el hocico y la cabeza redondeadas; el tímpano es grande al igual que los ojos que presentan la pupila de forma elíptica y horizontal.

Sus patas son cortas, en los machos las anteriores son más fuertes que en las hembras. Las delanteras están habilitadas con tres tubérculos en las palmas y cuatro dedos que también tiene tubérculos debajo de cada articulación y el tercer dedo mayor que el resto. Las posteriores también son cortas y gordas con membranas interdigitales que solo cubren dos tercios del largo de los dedos. Su anatomía cuenta con pliegues dorsales y laterales muy próximos entre sí.

Poseen una voz grave, aunque no potente y poco audible a grandes distancias. En fases reproductivas, los machos emiten diversos tonos de voz.

Presentan una condición policromática extremadamente variable y la combinación de sus colores resultan de gran atractivo y belleza. El dorso puede ser pardo rojizo, gris, oliva, ocre, amarillentos o anaranjados, salpicados de manchas oscuras. El patrón de manchas es tan variado que puede ir desde el liso hasta el jaspeado. La zona ventral es blanca o amarillenta con tonos moteados y una línea central en la garganta. Se observan en ellos manchas oscuras a ambos lados de la cabeza en forma de un antifaz y algunos ejemplares lucen una mancha en forma de V en la espalda.

Alimentación

Como todos los anfibios, las ranas bermejas son carnívoras. Su dieta comprende un amplio grupo de artrópodos terrestres, homópteros, oligoquetos y ortópteros. Las larvas se alimentan de algas, protozoos y de huevos y larvas no eclosionadas de su propia especie.

Son depredadas por culebras de agua, cornejas, garzas y cigüeñas que devoran a las ranas adultas mientras que las larvas tienen como principales depredadores a las larvas de libélulas. Su principal estrategia es escapar al agua cuando está siendo atacada.

Reproducción

La reproducción siempre se inicia en la primavera y en las orillas de charcas temporales, lagos, lagunas o ríos que tengan cursos estables y de poca corriente. Cuando inician su vida sexual, los machos presentan callosidades en el primer dedo de ambas manos superiores mientras que las hembras desarrollan pequeños bultos en los costados y extremidades posteriores.

En las ranas bermejas, la duración del periodo reproductivo y el sistema de reproducción están completamente influenciados por la altitud; en zonas bajas la reproducción es prolongada, los machos llegan primero a las charcas y croan a las hembras. Pueden permanecer varios días incluso semanas y son frecuentes las disputas para aparearse, presentando un comportamiento agresivo y territorial. En las zonas altas o de montañas la reproducción es explosiva dependiendo en gran medida de la retirada de la nieve sobre las charcas, en estas áreas, ambos géneros llegan al unísono a las charcas y por tanto las riñas son menores.

El amplexo es axilar y acuático; algo muy particular de esta especie es la paternidad múltiple debido a la alta concentración de espermatozoides y la elevada puesta de huevos en el agua. La hembra deposita hasta 2000 huevos de un diámetro de 2 a 3 ml envueltos en una capa gelatinosa, formando una masa semiesférica situada a poca profundidad, observables como grandes racimos de color pardo-negruzcos flotando en las charcas.

Los renacuajos de estas especies miden hasta 5 cm de largo y poseen un espiráculo en el lado izquierdo. Suelen ser de color rubicundas, pardas o grises en la parte superior mientras que la zona ventral es oscura con manchas blancas o doradas que también las tienen en la cola. El vientre es transparente y desarrollan una cresta alta que surge en la parte posterior del cuerpo y con un extremo de punta corta y redondeada.

Hábitat o distribución

Estas especies son muy comunes por toda Europa y Asia oriental llegando a Japón y desde el norte de España hasta los Urales y en las islas británicas. Han sido observadas en zonas tan distantes como el Círculo Polar Ártico.

Son ranas eminentemente terrestres y de lugares húmedos. Sus hábitats son muy diversos, desde bosques de robles y hayas hasta praderas de montañas y brezales. En las zonas montañosas pueden habitar sin protección forestal pero siempre cercanas a fuentes de agua superficiales y poco profundas para depositar los huevos y donde existan plantas acuáticas que les ofrezcan protección. Se pueden encontrar en fuentes de agua artificiales como cunetas, abrevaderos y balsas de riego ubicada a baja altitud, principalmente durante la época de reproducción. Durante el invierno, hibernan en el fondo de las masas de agua o escondidas en madrigueras abandonadas de roedores.