Sapillo pintojo ibérico

El sapillo pintojo o sapillo pintojo ibérico, cuyo nombre científico es Discoglossus galganoi, es un anfibio anuro perteneciente a la familia  Alytidae. Actualmente se evalúa la formación de la familia Discoglossidae, de conjunto con sus primos más cercanos, el sapillo pintojo de Israel y el sapillo pintojo meridional.

Características

Es una especie que semeja más una rana que un sapo. Es de pequeño tamaño, su longitud aproximada es de 6 a 8 cm, siendo los machos de mayor talla que las hembras. Tienen una cabeza aplanada, de forma ovalada, con una proporción equilibrada entre el ancho y el largo y un hocico puntiagudo. Poseen un tímpano notable y gran audición. Las patas delanteras son más largas que las traseras, y solo en estas últimas presentan pequeñas y reducidas membranas interdigitales.

El dimorfismo sexual entre ambos géneros sobresale en la época de celo cuando los machos desarrollan un tubérculo metacarpiano interno entre los dos primeros dedos de sus patas posteriores. Tienen callosidades oscuras en el vientre y la garganta. No poseen saco bucal, por lo que su canto es de muy baja intensidad y solo lo hacen en temperaturas que no superen los 12ºC.

La piel es lisa y extremadamente brillosa. Los colores predominantes son los pardos, con tonalidades que varían desde el verdoso al negro. Las caracteriza la presencia de granulaciones irregulares oscuras con bordes claros, con tres líneas gruesas paralelas entre sí que dibujan todo el dorso de la rana.

Es de costumbres crepusculares y nocturnas, solo en los periodos de reproducción su actividad es diurna. Su comportamiento está condicionado por factores externos como el clima: cuando la humedad y la temperatura le son adversas se mantiene refugiado en humedales donde pueda asegurar su confort; en zonas de elevada altitud se mantiene activo pocos meses al año hasta que llegue la primavera.

Alimentación

Son eminentemente carnívoros e insectívoros y muy voraces. Los adultos consumen cualquier insecto que les quepa en la boca. Su dieta básica consiste en moluscos, arácnidos, escarabajos, moscas, mosquitos, grillos, saltamontes, mariposas y lombrices, en ocasiones, los adultos ejercen el canibalismo sobre los más jóvenes. Las larvas de esta especie se nutren de algas o fitoplancton, incluyendo materia en descomposición en el caso de encontrarla.

Son depredadas por varias especies de aves como grullas y águilas ratoneras, por reptiles como las culebras de agua y por mamíferos como las jinetas, los visones y las nutrias. A su vez, las larvas son devoradas por reptiles como la serpiente viperina.

on depredadas por varias especies de aves como grullas y águilas ratoneras, por reptiles como las culebras de agua y por mamíferos como las jinetas, los visones y las nutrias. A su vez, las larvas son devoradas por reptiles como la serpiente viperina.

Reproducción

La época reproductiva de esta especie es extensa, pero varía según la localidad donde habiten, llegando a ocurrir durante todo el año por determinados periodos de tiempo. Para reproducirse, acuden a pozos de agua de poca profundidad y tamaño que no superen los 22 m2. El amplexo es inguinal, completamente acuático y de muy corta duración, la mayoría no sobrepasan los 2 minutos; durante el mismo, el macho rodea y agarra a la hembra por la zona inguinal con sus patas anteriores y va fecundando los huevos.

Las hembras son muy fértiles y pueden opositar varias veces durante la época nupcial. La cantidad de huevos que deposita cada una depende de su tamaño, oscilando de 300 a 700 en cada puesta, sin embargo, un alto porcentaje no son fecundados ya que el esperma de los machos tiene muy poca movilidad y no llegan a todos los huevos, los que hayan sido fecundados son colocados individualmente en el fondo de las charcas, compartiendo nicho ecológico con otras especies como la Bufo bufo y la Bufo calamita.

La eclosión ocurre de 2 a 9 días después y la metamorfosis tarda entre tres semanas a dos meses. Las larvas tienen una talla muy pequeña, apenas de 0.35 cm y al final de su desarrollo no superan los 3.5 cm. Son de color muy oscuro llegando al negro, conservando las manchas negras a medida que crecen y se aclaran, están dotadas de un espiráculo ubicado en el centro de la zona ventral entre la cabeza y la cola; cuando abandonan el agua, aún no han pedido la cola.

Hábitat y distribución

Presenta un fuerte endemismo ibérico occidental. Se localizan en todo el oeste y occidente de España y por completo en Portugal. Son muy abundantes por debajo de los 500 metros de altitud y aunque su rango optimo oscile de los 300 a 900 metros sobre el nivel del mar, pueden se avistadas desde los 0 hasta los 2000 metros de altitud.  Son especies que abarcan gran diversidad de hábitats, desde terrenos metamórficos o de bajo PH como los suelos silíceos a aguas salobres o con cierto nivel de contaminación. 

Se adapta a entornos humanizados y puede convivir cerca de asentamientos poblacionales. Sus ambientes idóneos son las zonas abiertas con abundante vegetación que les faciliten esconderse, prados y pastizales húmedos o anegados por lluvias. Los ríos, arroyos o puntos de agua deben ser de escasa profundidad y corrientes tranquilas.

Conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la ha clasificado como preocupación menos tanto de forma global como para España, sin embargo, de forma localizada por territorios si presentan regresiones e incluso clasificadas en peligro de extinción, como en el caso del este de la península ibérica que se clasifican como Casi amenazada; las poblaciones de las islas Atlánticas gallegas, las de Cíes y las de Sálvora se categorizan en Peligro Crítico de Extinción, Peligro de Extinción y Vulnerable respectivamente.

La destrucción, grave contaminación del medio ambiente y alteración de los sistemas acuáticos, el desarrollo y descontrolada expansión de los cultivos agrícolas y la depredación agresiva por parte del cangrejo de rio son las causas fundamentales de la regresión de esta especie y la disminución de sus poblaciones.

Deja un comentario