Rana con pelos

La Trichobatrachus robustus, comúnmente conocida como rana peluda o rana con pelo, es un peculiar anfibio anuro de la familia Arthroleptidae, considerada una especie monotípica del género Trichobatrachus.  

Características

La rana peluda es una especie grande que alcanza una longitud de 13 cm y puede oscilar de los 7 a 12 cm, con un denotado dimorfismo sexual siendo los machos mayores que las hembras que solo alcanzan hasta 9 cm de tamaño. Ambos géneros tienen el cuerpo robusto, musculoso y aplanado. La es cabeza amplia y el hocico plano, corto y redondeado.

Las patas son fuertes pero cortas, habilitadas más para caminar que para trepar. Tienen cuatro dedos en cada una, las traseras poseen garras óseas que ocultan entre la piel de sus dedos y que utilizan como defensa cuando son atacadas por depredadores. Los machos tienen un saco bucal pareado; durante la época de reproducción y cría desarrollan filamentos en la zona dorsal y las patas traseras que semejan pelos, y de ahí el origen de su nombre común.

En la anatomía de la Trichobatrachus robustus se destacan sus pequeños pulmones en relación con su robusto cuerpo. Los supuestos ¨pelos¨ no son más que extensiones dérmicas con una alta vascularización que desarrollan los machos en el periodo reproductivo, con la finalidad de aumentar su capacidad respiratoria y obtener un mayor grado de oxígeno en la sangre. Estos filamentos constituyen una adaptación que les facilita respirar bajo el agua por extensos periodos de tiempo, condición necesaria para el cuidado de su descendencia.

Poseen una aguda visión. Los ojos presentan una retina fóvea, con células en forma de bastón y cono distribuidas uniformemente; las fibras que tienen en el nervio óptico les capacita para responder satisfactoriamente a estímulos como la luz intensa y la visión nocturna. Son de costumbres terrestres, solo regresan al agua en los periodos de reproducción.  Su color identificativo es el marrón oscuro, con una línea central oscura que va desde el dorso hasta la zona ventral que es de un color grisáceo claro y la garganta es de un tono amarillo claro.

Nutrición

Como la mayoría de los anfibios, son eminentemente carnívoras e insectívoras. Su dieta básica está formada por una gran variedad de invertebrados artrópodos como hormigas, grillos, pequeñas arañas, moluscos y ciempiés. Las larvas y los renacuajos también son carnívoros y se alimentan de insectos de menor tamaño o larvas de estos. Son depredadas por varias especies de aves, entre las que se destacan las lechuzas y aves rapaces diurnas.

Reproducción

La época de celo comienza con los periodos lluviosos. Durante la reproducción, los machos dejan la tierra y van a los pozos de agua para atraer a las hembras mediante cantos. El amplexo es acuático y nocturno. Depositan los huevos en el agua, pero siempre donde existan rocas que les ofrezcan mayor protección.

Esta especie desarrolla un gran sentimiento parental, luego de fecundados los huevos, los machos se encargan del cuidado de la prole, protegiéndolos de depredadores hasta que eclosionen. Es durante este periodo que desarrollan las vellosidades. Los renacuajos tienen filas de dientes muy afilados y en el abdomen un disco que les facilita poder adherirse a las rocas durante su periodo larvario.

Hábitat y distribución

Estas especies se localizan por todo el oeste de África, desde el sudoeste de Nigeria y el norte de Angola, hasta Gabón y Guinea Ecuatorial, pasando por Camerún y la República Democrática del Congo; presentan un rango altitudinal que va desde los 26 a 1458 metros sobre el nivel del mar.  Son nocturnas y cuando no es época de reproducción se le haya fácilmente en la tierra. Sus ecosistemas idóneos son los bosques húmedos tropicales o subtropicales, las plantaciones, las riberas de ríos y lagunas y los bosques degradados.

Conservación

La rana peluda robusta no se encuentra en peligro de extinción y ha sido evaluada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza como especie de preocupación menor, pero en los últimos años, se ha comprobado la disminución de su población causado principalmente por el consumo de su carne en los pueblos nativos y por la contaminación de las aguas.

Deja un comentario