Gallipato

El gallipato es el nombre común de un anfibio urodelo perteneciente a la familia Salamandridae. Se le considera la especie de mayor tamaño en Europa y su nombre científico es Pleurodeles walt.

Características

Los gallipatos son tritones de gran tamaño que pueden superar los 20 cm de longitud, medidos desde la cabeza hasta la cola, con un promedio que oscila de los 15 a los 23 cm, siendo muy escasos los reportes de ejemplares que hayan superado los 30 cm.  En estas especies, el cuerpo está cubierto de verrugas con las puntas negras, por lo que la piel es muy rugosa sobresaliendo una hilera de tubérculos glandulares de color naranja o amarillo en los laterales que llegan hasta las costillas y facilitan que estas salgan cuando el animal es atacado. En la zona dorsal, la coloración de esta especie va del verde al gris amarillo con manchas oscuras de forma irregular que se vuelven más oscuras en con la adultez. El vientre es amarillo claro completamente liso.

Presentan una complexión robusta y vigorosa con la cabeza grande, semi aplanada hacia la parte posterior y con ausencia total de glándulas paratoideas. Los ojos son pequeños y sobresalientes de un tono marrón o gris, con pupilas redondas y sin parpados. El hocico es redondeado y elíptico con un repliegue cutáneo en la garganta llamado pliegue gular. El Pleurodeles waltl tiene la cola con la misma longitud que el largo de su cuerpo, es aplanada, lateralmente comprimida y muy musculosa

Tienen un marcado dimorfismo sexual donde los machos son ligeramente más pequeños y esbeltos que las hembras que se identifican por un tronco más grueso.  Ambos géneros tienen las extremidades anteriores más robustas y musculares que las posteriores con cinco dedos, estas últimas son más largas y tiene 4 dedos. En el caso de los machos desarrollan callosidades negras durante el periodo reproductivo. Similar sucede con las crestas caudales dorsal y ventral que son pequeñas, pero en los periodos de celo se desarrollan más en los machos. Su actividad es principalmente nocturna y acuática, en muy raras ocasiones se les observa fuera de ella, comportamiento más frecuente en los gallipatos jóvenes. Son excelentes nadadores, demostrando gran resistencia y fuerza.

Nutrición

Son eminentemente carnívoros e insectívoros y muy voraces, se alimentan de prácticamente todo lo que caiga al agua o ser vivo dentro de ella que les quepa en la boca. En ocasiones han llegado a practicar el canibalismo. Su dieta básica está formada por insectos, crustáceos, anélidos, larvas de anfibios, carroña, pequeños peces y mamíferos acuáticos.

No tienen muchos depredadores, pero en caso de ser atacados, como mecanismo de defensa expanden las costillas que se encuentran recubiertas de un veneno que solo segregan para la defensa. Este mecanismo resulta muy eficiente contra las mordeduras pues introduce toxinas en la boca del depredador. Tienen un sistema inmunológico que les permite recuperarse fácil y rápidamente de las heridas causadas por algún ataque.

Reproducción

El periodo reproductivo está fuertemente condicionado por el clima, específicamente con el comienzo de las lluvias. En las zonas del norte comienzan en la primavera y en las del sur en el otoño o el invierno. Durante su época sexual, los machos desarrollan una cresta caudal en el dorso y en la parte interior del brazo, y la palma de la mano, unas almohadillas alargadas de color negro que les sirven para aguantar a la hembra durante el amplexo.

El amplexo es acuático y axilar. Durante la cópula pasan largo tiempo juntos hasta que el macho expulsa varios paquetes de esperma que la hembra recoge en su cloaca. Las hembras ponen un promedio de hasta 1000 huevos, oscilando de 300 a 800 que a medida que son fecundados los fija uno por uno en las plantas acuáticas, empleando un moco pegajoso que permite enrollar la hoja alrededor del huevo. La metamorfosis de las larvas dura de tres a cuatro meses, alcanzando una talla de 53 a 110 mm de largo.

Hábitat y distribución

 El gallipato presenta un fuerte endemismo ibérico, localizándose de forma muy limitada en el centro, oeste y sur de España y Portugal y en la llanura costera noroeste de Marruecos. Se siente cómoda en latitudes de hasta 1470 metros sobre el nivel del mar. La presencia de esta especie en otras localidades se corresponde con la presencia constante de pozos de agua como en los caso de las presentes en Cartagena y Águilas.

    Son de costumbres acuáticas, predominando en sus gustos las aguas estancadas como charcas, cisternas tanques, o riachuelos y arroyos de agua de curso lento que tengan vegetaciones subacuáticas.  En épocas de sequía son capaces de trasladarse a otros lugares acuáticos o se entierra en el fango a esperar las lluvias. Sus hábitats característicos son las charcas fangosas y arenosas en terrenos llanos de mediana altitud, teniendo gran tolerancia y resistencia a elevados concentraciones de salinidad, acidez y temperaturas altas

Conservación

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la ha clasificado desde el 2008 como especie casi amenazada. La gran vulnerabilidad que presenta ante la contaminación de su medio natural ha causado su desaparición en muchas regiones donde era endémica. Otra amenaza es el desvío de los recursos hídricos en zonas áridas para la agricultura o la ganadería y la competencia con especies invasoras. En determinadas zonas de Europa son considerados una plaga y tratados como tal, provocando su aniquilación en estos lugares.